Skip to content

Lecturas sobre los nazis

mayo 13, 2016

Esto no es un escrito al uso, sino una débil, probablemente inútil, llamada a recordar qué fue el nazismo, en un tiempo en que es tan fácil llamar “nazi” a cualquiera con el que no compartas ideología o praxis.

Así, son “nazis” los nacionalistas catalanes o vascos, las feministas, el Estado de Israel (por más que éste sea racista y militarista, es una peligrosa trivialidad llamarlo nazi)… Es evidente que todos los que tienen tanta facilidad para usar el calificativo nazi ignoran deliberadamente lo que representó, para tantos millones de personas, la persecución, la marginalización y la aniquilación a las que fueron sometidas por el Gobierno alemán nazi.

Yo he tenido la suerte de no sufrir en mi persona esas exacciones, pero, en un pedazo de mi memoria, están presente el pavor y el desasosiego que sufrió mi abuelo, uno de los escasos judíos españoles, mientras el Régimen del Caudillo coqueteaba de manera repugnante con el Gobierno nazi.

No tengo, desde luego, ni la cultura, ni la experiencia, ni la prosa de tantos que han escrito sobre la dictadura nazi. Por eso, y a la vez para que no olvidemos qué fue el nazismo y no usemos ese abismal término tan alegremente, me permito recomendaros algunos (muy pocos) de los libros en los que he aprendido algo sobre el nazismo.

En primer lugar, es instructivo el libro “La Revolución alemana”, de Karl Dietrich Bracher. Este escritor plantea cómo la ideología nazi impulsó como valores socialmente aceptables la crueldad, la brutalidad y la destrucción. Y que el odio a los judíos y el plan para su exterminio eran consustanciales al modelo político nazi.

Otro libro interesante, y que en su día fue polémico, es “Hitler’s Willing Executioners”, de Daniel Goldhagen, que afirma que el “antisemitismo eliminacionista” era consustancial a la cultura política alemana desde el siglo XIX, y describe la participación voluntaria de los alemanes ordinarios en la marginalización, primero, la deshumanización, después, y la eliminación física, por último, de los judíos alemanes y europeos.

En otro orden de cosas y desde una óptica diferente, el libro “Russia at War”, de Alexander Werth cuenta la terrible guerra de los rusos contra los alemanes entre 1941 y 1945, perfilando de pasada el salvajismo y odio de los alemanes contra los eslavos y contra los judíos rusos y los resultados de la eliminación sistemática y planificada de unos y otros por los nazis.

Dejo para el final dos libros de dos de mis autores favoritos.

En primer lugar, Primo Levi, un químico italiano que sólo se sintió judío cuando los nazis lo identificaron como tal y lo enviaron al campo de exterminio de Auschwitz, al que sobrevivió por azares de las cosas. Levi era un gran escritor, aparte de su profesión de químico, y tiene cuentos maravillosos que recomiendo leer. Sin embargo, lo que le hizo famoso fueron sus tres libros sobre su experiencia de Auschwitz: “Si esto es un hombre”, “La tregua” y “Los hundidos y los salvados”.

Si bien toda la obra de Levi es altamente recomendable, este último libro citado “Los hundidos y los salvados” es uno de los más impactantes que he leído sobre los campos de concentración nazis. Escrito como una serie de serenos ensayos, alejado de la truculencia, es quizá el mejor análisis sobre el proceso de destrucción psicológica y física a que eran sometidos los humanos en los campos de concentración nazis. Con absoluta lucidez (y un profundísimo escepticismo), Primo Levi reconoce que, de la misma forma que no odia al pueblo alemán por lo que hizo, nunca será capaz de perdonarlo.

Termino con el autor cuyos libros más me han impactado y me han hecho meditar sobre los humanos, el mundo que hemos construido, lo que somos y lo que podríamos haber sido: Stanislaw Lem.

Dentro de una serie de “metalibros” en los que desarrolla reseñas y resúmenes de libros inexistentes, está “Provocación”. En este libro, la reseña principal y más extensa es sobre el libro “El genocidio” de un tal Aspernicus. Me es imposible hacer un resumen de este resumen de un libro que no existe. Sólo indicaré que es un profundo y pesimista análisis sobre la crueldad institucionalizada, sobre la maldad como modo de gestionar el mundo, sobre el sadismo inherente a toda relación jerárquica. Y muestra, para nuestro horror, cómo el nazismo marcó un punto de inflexión en nuestros conceptos de sociedad y, desde entonces, todo está permitido o, al menos, todo es justificable.

Este último libro, que esboza qué abismos de depravación y miseria moral se abrieron (y posiblemente no se cierren ya jamás) para la Humanidad con el triunfo del nazismo, debería hacernos meditar muy mucho antes de calificar como “nazis” cualquier acción en la que percibamos o imaginemos, poco, mucho o demasiado, un acto de desprecio, marginación o crueldad hacia los otros.

From → Política

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: