Saltar al contenido

Esclavos agrícolas

diciembre 30, 2021

Casi todo el mundo es consciente de las condiciones de esclavitud que hacen enriquecerse a las grandes multinacionales del textil, como Inditex, Prada o LVMH. Sin embargo, no es tan conocida la existencia de esclavos en la agricultura, tanto en grandes como en pequeñas explotaciones agrícolas.

Voy a exponer dos casos recientes en los que pequeños agricultores “contrataban” mano de obra esclava.

1) En Noviembre de 2021, se hizo pública una imputación en el Estado de Georgia (EEUU) contra 24 personas que traficaba con personas de México, Guatemala y Honduras, las cuales eran introducidas clandestinamente en EEUU para trabajar ilegalmente en la agricultura.

Los trabajadores y las trabajadoras eran sometidos a un régimen de trabajo forzado que incluía: el pago de tarifas ilícitas para su transporte, alojamiento y manutención, la retención de toda su documentación para evitar su huida, la realización de trabajos penosos con una paga mínima o sin paga, el alojamiento en condiciones degradantes, en sitios insalubres y atestados, violencia física y amenazas con armas de fuego. En el caso de las mujeres, también se cometió violencia sexual contra las mismas.

Los trabajadores eran alojados en campos vallados o habitaciones abarrotadas, con escasa o ninguna comida, sin facilidades sanitarias y sin agua potable. Al menos, dos de los trabajadores murieron a consecuencia de las condiciones en el lugar de trabajo.

Los imputados han sido acusados de violación, secuestro, intento de asesinato de los trabajadores o sus familias, y de la venta o intercambio de los trabajadores a otros traficantes de personas.

Los traficantes detenidos manejaban su negocio en el Sur del Estado de Georgia, “contratando”  los trabajadores a pequeños y medianos agricultores. No había implicada ninguna firma de la gran agroindustria.

2) En Mayo de 2021, un Tribunal de Marsella ha condenado a los dirigentes de la empresa española Terra Fecundis a penas de 2 a 5 años de prisión y multas de 500.000 euros por fraude en la contratación de mano de obra temporal para explotaciones agrícolas francesas. Terra Fecundis es la tercera empresa española condenada por tráfico de personas para la agricultura francesa, después de las condenas en 2020 de Safor Temporis y Laboral Terra.

La investigación a Terra Fecundis comenzó tras la muerte por deshidratación, en un invernadero de una explotación agrícola francesa, de Elio Iván Maldonado, un trabajador ecuatoriano de 32 años. En la investigación se descubrió que Terra Fecundis había puesto a disposición de explotaciones agrícolas francesas a más de 26.000 trabajadores, originarios de América Latina, Marruecos y África Occidental. Los trabajadores se dedicaban a la recolección de frutas y verduras en condiciones de trabajo forzado, con jornadas exhaustivas, horas extraordinarias no pagadas, tiempos de descanso no respetados, ausencia de vacaciones pagadas y sin estar declarados legalmente.

La Organización Internacional del Trabajo estima que, en el mundo, unos 3,5 millones de personas sufren trabajo forzado en el medio agrícola, de las cuales, unas 530.000 trabajan en economías desarrolladas (Europa y EEUU). El trabajo forzado en la agricultura genera unos beneficios de unos 9.000 millones de dólares anuales.

Los trabajadores agrícolas estacionales y emigrantes, en los países desarrollados, muchas veces trabajan contra su voluntad. Recientemente, se ha descubierto mano de obra forzada en la recogida de la fresa en Alemania y de la manzana en el Reino Unido. En España, en las provincias de Huelva y Almería, los trabajadores agrícolas inmigrantes sufren las mismas condiciones inhumanas que las señaladas más arriba en el caso de Georgia y los abusos sexuales a trabajadoras marroquís temporeras son corrientes. Pero no son sólo esas provincias de los invernaderos, en todas las explotaciones agrícolas de España, el abuso laboral está a la orden del día. Este año, el presidente de la Unión de Agricultores y Ganadores de Navarra amenazó con violencia física si se enviaban Inspectores de Trabajo a los campos.

Todos estos casos ocurren en pequeñas explotaciones agrícolas, no hace falta buscar en las grandes empresas. Los agricultores que, en todos lo países, tanto se quejan de que no ganan dinero, de que les comen los impuestos, de que no les subvencionan bastante, de que llueve, no llueve, hace frío, hace calor… son nada más que una tropa de esclavistas que siguen aferrados a un mundo medieval de señoritos y peones.

Para terminar con esta lamentable historia, sólo quiero recordar también a las grandes empresas de alimentación. La organización sin ánimo de lucro Know The Chain (https://knowthechain.org/), enfocada a la transparencia corporativa, elabora informes sobre cómo las grandes compañías supervisan y controlan la existencia de trabajo forzado en sus cadenas de suministro. En estos informes, se evalúa esa supervisión ofreciendo una valoración que va de 0 (la peor puntuación, que indica un absoluto desprecio a las condiciones laborales de sus suministradores) a 100 (la mejor puntuación, que, evidentemente, no alcanza ninguna gran compañía).

Las empresas con puntuaciones más bajas son las que llevan su vocación primaria de empresa al límite, y anteponen los beneficios (mediante unos costes más bajos en origen, cuyo modo de obtención les importa una mierda) a cualquier otra consideración.

Los informes están disponibles en la página de KTC, pero me voy a permitir listar las peores compañías de alimentación y bebidas del informe de 2020, con su puntuación:

  • Monster Beverage (la fabricante de bebidas energéticas): 0. Sí, cero puntos.
  • Fomento Económico Mexicano (el mayor embotellador de Coca Cola del mundo y accionista de Heineken): 7.
  • Kraft Heinz (no hace falta presentarlos): 9.
  • Tyson Foods (una compañía gringa poco extendida en Europa): 13.
  • JBS (compañía brasilera poco extendida en Europa): 24.
  • BRF (otra compañía brasilera): 24
  • ConAgra Foods (otra empresa gringa): 25.
  • Hershey (empresa gringa de chocolates y aperitivos basura): 27.
  • Danone (sí, la del yogur): 29.

Y con estos indecentes que no llegan ni a sacar una nota de 3, termino por hoy. Es el mercado, amigos.

From → Sociedad

Deja un comentario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: